Banorte Móvil: Significado de la Hipoteca

¿Cuál es el significado y la definición simple de una hipoteca? Una propiedad inmobiliaria hipotecada es un activo bajo hipoteca o una propiedad inmobiliaria llamada hipotecada.

Un acreedor tiene una garantía real sobre un bien gravado. Si el deudor, propietario del bien gravado, no reembolsa sus deudas (créditos u otros créditos) o no cumple las obligaciones del contrato hipotecario, el acreedor hipotecario podrá embargar el bien gravado.

El acreedor es a menudo un banco que ha concedido un préstamo hipotecario, un préstamo hipotecario vitalicio, una recompra de un préstamo con hipoteca o un préstamo hipotecario recargable.

Fuente: https://banortemovil.review/como-activar-banorte-movil/

Banorte Móvil: Para cancelar la hipoteca, el deudor debe hacerlo

Pague toda la deuda al acreedor y luego pague el cargo de la hipoteca (a menos que termine de pagar el crédito hasta el final y luego espere 2 años, lea la definición de una descarga).

Además: Si un comprador quiere comprar un inmueble puesto a la venta -casa, apartamento, local comercial o edificio-, con toda tranquilidad, deberá comprobar en el extracto de la hipoteca los siguientes elementos: la identidad real de los propietarios, el importe de la hipoteca, los propietarios históricos, los sucesivos precios de venta, etc.

El notario puede llevar a cabo esta operación como cualquier persona puede hacerlo pasándola por el Servicio de publicidad inmobiliaria del departamento – afiliado al centro de las finanzas locales/centro fiscal -.

Tenga cuidado de analizar la situación general del bien y las consecuencias de la posible compra sobre las finanzas personales y humanas antes de tomar cualquier decisión irremediable: precio real del bien, potencialidad del entorno patrimonial, capacidad de pago del prestatario, tipo de interés cobrado por su banco, situación matrimonial y posibilidad de conflicto, etc.

Banorte Móvil: Segunda Hipoteca

Una segunda hipoteca es una garantía hipotecaria en manos de un acreedor que quedará en segundo lugar cuando la propiedad de un deudor se venda después de una confiscación de bienes raíces – a menudo en relación con el crédito impagado-.

Esta garantía suele estar vinculada a un crédito concedido por un segundo prestamista.

La segunda hipoteca -también llamada segunda hipoteca- viene detrás del “acreedor prioritario” con una primera hipoteca -también llamada primera hipoteca-.

Se requiere un registro de hipoteca para tranquilizar al nuevo prestamista

Esta técnica de seguridad no es equivalente al registro de gravámenes de un prestamista (IPPD, por sus siglas en inglés) – este último no es una garantía hipotecaria aunque el principio se le acerque -.

Además: La segunda hipoteca tiene la principal ventaja de ahorrar en los costes de liberación al garantizar un nuevo préstamo sobre la primera garantía aún en funcionamiento.

El procedimiento de registro se lleva a cabo por el notario a través de la emisión de una escritura auténtica por el notario, el documento se inscribe en el Registro Hipotecario / Registro de la Propiedad.

¿Cuáles son los costos, precios y honorarios de una segunda hipoteca?

El riesgo es mayor para el segundo prestamista porque, en caso de incumplimiento por parte del prestatario, éste recuperará su dinero sólo después del reembolso del primer prestamista.

Para amortizar este riesgo, los bancos y las instituciones de crédito ofrecen una tasa de interés más alta al prestatario, generando costos adicionales por la operación.

Los honorarios del notario, incluidos los honorarios, el impuesto sobre los servicios de publicidad inmobiliaria, el impuesto sobre la contribución de garantía inmobiliaria y el IVA, ascienden, por término medio, al 1,8% del importe de la financiación que debe garantizarse.

Además: Este proceso se utiliza principalmente en el contexto de operaciones de crédito complementarias o de recompra de deuda para garantizar a un prestamista a través de una garantía inmobiliaria sobre un activo inmobiliario de cierto valor de mercado.

Cabe señalar que los prestamistas harán más hincapié en la solvencia intrínseca del emisor-prestatario -mediante los ingresos, los recursos ordinarios, el coeficiente de endeudamiento y la viabilidad del proyecto- que en los posibles activos pignorados como garantía.

No Responses

Write a response