Biografía de San Ignacio de Loyola

Ignacio de Loyola, el menor de trece (una de mis fuentes dice once) hijos de Don Beltrán Yañez de Loyola y María Sa’enz de Licona y Balda, nació en 1491 en el castillo familiar en la provincia vasca de Gu’ipozcoa, en el noreste de España, cerca de la frontera francesa.

(En la frase anterior, “n^” se usa para denotar “n” con una tilde sobre ella, y se pronuncia “ny” en castellano y, supongo, en euskera, aunque esto es sólo una suposición: el euskera no tiene conexión conocida con ninguna otra lengua.) Como corresponde a un niño de una familia aristocrática, pasó algún tiempo como paje en la corte de Fernando e Isabel, los gobernantes de España.

No olvides la oración a Don Juan del Volteo https://oracionespoderosasmilagrosas.com/oracion-a/oracion-a-don-juan-del-volteo/

Biografía de San Ignacio de Loyola

Aquí, por su testimonio posterior, estuvo involucrado en el juego, la prostitución y los duelos. Se metió en problemas con la ley, pero escapó al castigo por ser técnicamente un clérigo (esto no significa que estaba destinado al sacerdocio). En esos días alguien que se convertía en sacerdote pasaba por siete pasos: portero, lector, exorcista, acólito, subdiácono, diácono y sacerdote.

Las primeras cuatro se llamaban Órdenes Menores, y no implicaban ningún compromiso serio, pero hicieron a uno técnicamente un clérigo, lo cual era útil si uno era arrestado por algo menos que asesinato o traición. Probablemente muchos jóvenes nobles dieron el primer paso simplemente por precaución. Más tarde la ley extendió la definición de “clérigo” a cualquiera que supiera leer. Véanse las notas de la BIO sobre Thomas a Becket, 29 de diciembre.)

Biografía de San Ignacio de Loyola completa

Luego ingresó en el servicio militar, pero sólo luchó en una gran batalla, la defensa de Pamplona contra los franceses en 1521. Los soldadores profesionales sabían que su posición era indefendible, y propusieron rendirse. Inigo (o Ignacio, para darle la forma latina de su nombre) tuvo visiones de gloria militar, e instó a sus camaradas a luchar. Fue golpeado rápidamente en la pierna por una bala de cañón, la ciudad se rindió de todos modos, y los franceses lo enviaron a casa en una camilla.

La pierna estaba mal colocada y no sanaba adecuadamente. Tuvo que volver a romperse y reajustarse, y de nuevo se curó torcidamente y le dejó con una cojera permanente. Mientras tanto, estuvo postrado en cama durante muchos meses, y pasó el tiempo leyendo. Pidió cuentos de aventuras ecuestres, pero en su lugar se le dio una Vida de Cristo, escrita por un monje cartujano.

Biografía de San Ignacio de Loyola en resumen

Lo leyó y su vida se transformó. Peregrinó a Montserrat (cerca de Barcelona), donde colgó su espada sobre el altar, y luego pasó alrededor de un año en Manresa, cerca de Montserrat, primero trabajando como enfermero y enfermero en un hospital allí, y luego retirándose a una cueva para vivir como ermitaño y estudiar La Imitación de Cristo, de Tomás a Kempis, un libro que instaba al cristiano a tomar a Cristo como ejemplo, y a buscar diariamente seguir sus pasos. Es probablemente durante este año que escribió sus Ejercicios Espirituales, un manual de oración y meditación cristiana.

Biografía de San Ignacio de Loyola para niños

El dirige al lector a comenzar con un evento en la vida de Cristo, e imaginar la escena en detalle, a repetir el episodio en su mente como si fuera un guión de película, y a tratar de sentirse como si él mismo hubiera sido testigo del evento, y luego a usar esta experiencia como un motivo de amor, gratitud y dedicación al servicio de Dios. El libro está disponible hoy en día en tapa dura y rústica.

Ha sido muy utilizado por cristianos de todas las variedades–John Wesley estaba entusiasmado con él. Ignacio hizo entonces una peregrinación a Jerusalén para ver con sus propios ojos las escenas de la vida y muerte de Nuestro Señor. Quería quedarse y predicar a los musulmanes, pero los franciscanos que estaban allí le aconsejaron que necesitaba una educación para poder predicar eficazmente.

No Responses

Write a response