Cómo comer al estilo mediterráneo con presupuesto

  1. Comida y Bebida
  2. Dietas especiales
  3. Dieta Mediterránea
  4. Cómo comer al estilo mediterráneo con presupuesto

Libro Relacionado

Dieta Mediterránea Para Tontos

Por Rachel Berman

La dieta mediterránea no romperá la banca, aunque en la mayor parte del país, los mariscos frescos son una alternativa más costosa que las hamburguesas; los cortes de carne más magros son típicamente más caros que los más gordos; y los productos frescos – quesos frescos, productos frescos, hierbas frescas, etc. – son más caros y más perecederos que los productos enlatados, congelados y preenvasados de la misma manera.

Si el único cambio que se debe hacer es cambiar los alimentos de una dieta a otra, se sufriría un choque de calcomanías.

Pero si usted acepta todos los principios de la dieta mediterránea – comer porciones más pequeñas, usar alimentos no procesados y granos enteros, y tomarse el tiempo para saborear sus comidas y su vida – usted puede descubrir que puede comer tan económicamente en la dieta mediterránea como pueda en su dieta actual y cosechar los beneficios que vienen con ser más saludable.

Muchos de los alimentos que protagonizan la dieta mediterránea son en sí mismos económicos. Los frijoles, las legumbres y los granos, por ejemplo, son económicos; agregue deliciosas proteínas vegetales, toneladas de vitaminas y minerales, fibra y fitoquímicos (que ayudan a prevenir enfermedades crónicas); y son satisfactorios, lo que significa que usted tendrá menos probabilidades de comer chatarra un par de horas después de comer una comida.

Los garbanzos (también conocidos como garbanzos) y las habas son dos de los frijoles más comunes en la cocina mediterránea, pero también se pueden ver otras variedades, como los frijoles negros y los frijoles rojos.

Muchas de las verduras y frutas de esta dieta basada en plantas – manzanas, brócoli, col, uvas, habichuelas verdes, limones, cebollas y tomates, por ejemplo – están comúnmente disponibles y son asequibles. Los que son más caros, como las aceitunas, están disponibles en frasco o en lata, lo que generalmente es menos costoso, y contienen tanto sabor que un poquito llega muy lejos.

Comprar congelado

Puede que no sean tan bonitas, pero las verduras congeladas y enlatadas tienen tantos nutrientes como sus hermanos del mercado local, y a menudo son mucho más baratas. Así que, ¡abastecete!

Usted no está descuidando a su familia si sirve zanahorias enlatadas o coliflor congelada en lugar de frescas. Y aunque los gastrónomos insistan en que nada es mejor que una alcachofa recién preparada, ¿quién tiene tiempo para trabajar esa pequeña pieza central de la cosa?

Comprar en temporada o a la venta

Si eres alguien que crea un menú y luego tiendas, voltea esas tareas: busca lo que está a la venta y luego crea tu menú. Si hay naranjas o aguacates a la venta, por ejemplo, agregue platos que incluyan estos artículos en su menú esa semana. Los artículos de temporada son generalmente menos caros fuera de temporada simplemente por su disponibilidad.

Los mercados de granjeros locales son un recurso maravilloso para obtener alimentos frescos y de temporada para cualquier comunidad. Pasear por los pasillos del mercado de granjeros ayuda a que sus jugos creativos fluyan con las recetas que usted puede hacer con estos alimentos frescos (algunos de los cuales pueden haber sido cosechados esa mañana).

Comprar más para ahorrar para más tarde

Esta estrategia le ayuda a ahorrar dinero de un par de maneras: primero, usted está obteniendo un buen precio ahora, y segundo, tener los artículos a mano significa que usted puede esperar a otra venta antes de tener que comprar de nuevo, asegurándose de obtener un buen precio en el futuro, también.

Reserve esta estrategia sólo para aquellos artículos que utilizará y que son fáciles de almacenar; no ahorrará nada comprando más a un buen precio sólo para terminar tirándolo.

Comprar en contenedores a granel

Los contenedores a granel son estupendos porque los artículos son generalmente menos caros que los equivalentes preenvasados, y usted puede comprar justo lo que necesita. (No, usted no tiene que comprar cargas de bolsas sólo porque está comprando de contenedores a granel!) Considere la posibilidad de comprar estas cosas en contenedores de gran capacidad:

  • Especias: Muy caro cuando se compra en frascos en el pasillo de horneado, las especias compradas en los contenedores a granel son a menudo una fracción del costo. ¿El bono? Comprar sólo lo que necesitas es una forma de asegurarte de que los usas antes de que se estropeen.
  • Granos y legumbres: Arroz, cebada, avena, frijoles negros, lentejas. . varios granos enteros y legumbres están disponibles en el pasillo de graneles. Para las variedades menos comunes, amplíe su lista de tiendas de comestibles para incluir tiendas de alimentos étnicos. Se sorprenderá de la variedad y estará satisfecho con los precios.

Congelación para el futuro

Una buena manera de ahorrar dinero y administrar los gastos de la tienda de comestibles es comprar más cuando los artículos están a la venta y almacenarlos para su uso futuro. Congelar los artículos es una gran manera de preservar su bondad y alargar su vida. Siga estas sugerencias cuando congele varios alimentos básicos de la dieta mediterránea:

  • Carnes y mariscos: Divida la carne o los mariscos en los tamaños de porción que usará y envuélvalos firmemente con papel para congelar. Cuanto más apretada la envoltura, mejor. Luego etiquete y feche.
  • Nueces: Simplemente coloque las nueces, con o sin cáscara, saladas o sin sal, en una bolsa para el congelador, con la etiqueta y la fecha, y métalas en el congelador. Tranquilo, campesino.
  • Hierbas: Para congelar las hierbas, simplemente lávelas y déjelas secar. Luego colóquelas en una bolsa para el congelador y presione todo el aire.
  • Bayas: Lave y escurra las bayas frescas (puede omitir este paso para los arándanos), colóquelas en una sola capa sobre una bandeja para hornear galletas y colóquelas en el congelador hasta que las bayas individuales estén congeladas. Luego páselas a una bolsa de congelador sellada, presione el aire y vuelva a meterlas en el congelador.
  • Quesos: Envuelva bien el queso en papel para congelador, etiqueta y fecha, y congélelo. Nota: Los quesos duros (cheddar, suizos, etc.) se congelan mejor, pero también se pueden congelar los quesos blandos. Tenga en cuenta, sin embargo, que la textura cambiará de suave a desmenuzable, por lo que los quesos congelados se utilizan mejor como ingredientes en otros platos.

He aquí un par de consejos para garantizar la seguridad de sus productos congelados y mantener su calidad:

  • Asegúrese de que la temperatura de su congelador sea de 0 grados o menos. Esta temperatura ayuda a retener el contenido de nutrientes, el color y el sabor de los alimentos. También inactiva los microbios (bacterias, moho, etc.). De hecho, los alimentos almacenados en esta zona templada son seguros indefinidamente, aunque su calidad puede degradarse durante largos períodos de tiempo.
  • Al envasar alimentos para congelar, elimine la mayor cantidad de aire posible. El aire es tu enemigo. Permite que se formen cristales de hielo y promueve la quemadura por congelación. Aunque estas cosas no hacen que los alimentos congelados sean inseguros, sí dañan su sabor y textura.

Tiempos de almacenamiento para asegurar la calidad
Productos alimenticiosTiempo de almacenamiento recomendadoBayas y nuecesBayas10 mesesNuez 6-12 meses Carne y aves de corral, filetes y chuletas4-12 meses Carne, molida3-4 mesesAves de corral, entera o cortada9-12 mesesPescado y mariscoPescado, magro (bacalao, tilapia, platija)6 mesesPescado, graso (salmón, caballa)2-3 mesesMarisco (almejas, vieiras)3-6 mesesCamarones10 mesesQuesosQuesos duros6 mesesQuesos blandos6 meses

No Responses

Write a response